• MENÚ

iFeedback

Valoración media de nuestros clientes
9.6
sobre 10
  Último comentario: 13-10-2015
Muy buen servicio, calidad y rapidez

Debe estar registrado para colocar una puntuación y comentario.

Buscar en el blog


 Nuestra página: Síguenos en Google+  

Consoladores Gelatina

Consoladores Gelatina

Gama de consoladores de gelatina, déjate embaucar por sus atractivos colores y formas adaptables, donde la textura de gelatina transmite a tu cuerpo las sensaciones más placenteras. Vibrafacción tienda erótica le ofrece los modelos de las mejores marcas.

productos por página

productos por página

Modelos de consoladores de gelatina

La gelatina es una de las texturas más excitantes y ergonómicas que hacen las delicias de los amantes de este material, en nuestro sex shop encontraras una gran variedad de modelos de consoladores realizados en gelatina para que cada persona pueda elegir el que está buscando.


Comprar un consolador de gelatina siempre es una buena opción, pues el placer y las intensas sensaciones están aseguradas, anímate y prueba uno de estos fantásticos diseños los cueles le sorprenderán en su tacto.


En esta categoría ponemos a la venta los mejores consoladores de gelatina del mercado, fabricados por importantes marcas eróticas. Estos consoladores de gel ofrecen un tacto muy suave y placentero, siendo una textura ideal para personas y parejas que están iniciándose en el mundo de los juguetes eróticos. Un consolador de gelatina ofrece flexibilidad en su forma y se amolda muy bien al cuerpo, a continuación pueden ver foto e imágenes de los modelos que pueden comprar en vibrafaccion, como siempre con unos precios muy económicos.

 

Texturas suaves, flexibles y esponjosas. Son tres características básicas de los consoladores de gelatina que tanto adoramos en nuestro sexshop online. Los amantes del tacto mórbido pero firme saben que sus consoladores de gelatina les colman de placer y por eso estás en esta sección. Pero incluso si lo ignorases, para eso estamos aquí, para informarte sobre uno de los juguetes eróticos más apetecibles por usuarios de todas las edades, adultos siempre, claro. Y bien, con el tacto hemos topado, queridos seguidores. Y si el sexo no tuviera tacto, ¿qué actividad humana lo tendría? Esa es la evidencia más clara de que sin tacto, no sería lo mismo.

 

De ahí que los fabricantes tengan muy presente siempre el factor sensación al tacto. Sin esta premisa previa, básica y a veces decisiva, toda la variedad y diversidad de consoladores y sus materiales de configuración, no tendrían razón de ser. Así que como la tienen, aquí te mostramos todo un interesante elenco de consoladores de gelatina dispuestos a ser “devorados” por tu apetito erótico y sexual. Una vez más nos ponemos a comparar el apetito gastronómico con el sexual y salimos entendiendo que ambos son primarios e inevitables. Y cuando hablamos de alimentarnos, elegimos nuestra dieta según el paladar y las necesidades nutricionales. Pues con los juguetes eróticos ocurre algo parecido. Elegimos nuestros sex toys para alimentar ese otro placer tan delicado e intenso que es la gula sexual o el paladar sexual de cada uno, variado y diverso como el gastronómico y no menos interesante. Porque bien es cierto que se puede vivir sin sexo, pero no sin alimentos.

 

Pero como no solo de pan vive el hombre, pues van y aparecen los consoladores de gelatina y nos hacen la vida íntima más sabrosa y apetecible. Tacto gelatina para que podamos obtener una sensación esponjosa, suave y flexible. Estas características son adoradas por millones de usuarios que se rinden a los encantos de esta textura. Y si además le añadimos color y buena configuración para lograr eficacia, estamos ante caprichos muy a tener en cuenta. Como mejor se detecta la sensación es comparando consoladores de diversos materiales. Solo así se establece la preferencia y muchos se decantan por la textura gelatinosa porque la rigidez no les satisface igual. Aquí estamos para ofrecer lo mejor para cada gusto o para cada capricho puntual. Y los consoladores de gelatina lo son en sí mismos y como versión alternativa a los consoladores de cristal o metal.