¿Puedo practicar sexo oral seguro?

practicar sexo oral seguro

Todos tenemos claro que reduciendo las prácticas sexuales al sexo oral que tanto nos gusta, no hay riesgo de embarazo. Mucha gente piensa que ponerse un preservativo para que una chica le haga sexo oral es suficiente. Pero eso, que además no todo el mundo acepta aunque sean condones de sabores, no es suficiente.

 

Tampoco es que se vayamos a poner en la picota hacer un cunnilingus o una felación y convertir este delicioso manjar sexual en una práctica de riesgo, pero conviene saber algunos consejos para actuar con cabeza a demás de con la lengua y los labios. Por algo se dice que es mejor prevenir que curar y algunas personas lo olvidan.

 

Por ejemplo, como parte de los juegos sexuales también forma parte la exploración y examen de los órganos genitales del otro, aprovecha esta manipulación hot para comprobar que no existe ni rozadura ni cortadura ni lesión alguna. De haberla, desiste de realizar sexo oral hasta que desaparezca.

 

Es muy normal querer tener un encuentro sexual con tu pareja sin que os interfiera una halitosis o los vapores posteriores a una copiosa cena. Lo normal es que corramos al lavabo a realizar un cepillado dental. Pues bien, o cambias tu rato de sexo oral a media mañana, media tarde o mejor realizas un enjuague bucal, tomas una pastilla de menta y te olvidas del hilo dental y del brushing dental para no atraer nada que pueda perjudicarte.

 

Por mucho que digan que el semen es proteínico y alimenta pero no adelgaza, que puedes vivir de una dieta de espermatozoides o que los fluidos vaginales te convierten en inmune a las arrugas, no le creas. Procura no tragar fluidos pre-seminales ni semen ni fluidos vaginales que la alimentación es otra cosa y sabe mucho mejor.

 

Como ya venimos aconsejando, los condones de sabores para hacer una felación a un hombre, y si es tu chico mejor,  proporcionan seguridad absoluta con sabor a plátano, que combina perfectamente con esta práctica. Si te acostumbras a ellos, no querrás hacerlo sin su colaboración. Pero si no los tienes a mano, acabar con la mano o escupir el semen seguido de un enjuague bucal es totalmente adecuado.

 

Para los amantes del rimming (lamer el ano de tu pareja), utilizar un protector bucal evita todo rastro de riesgo por contacto con la lengua y esta zona corporal tan delicada.  El film transparente se puede usar como barrera bucal tanto para el ano como para la vagina cuando se hace sexo oral a una mujer. También para evitar el contacto menstrual.

 

Escrito por vibrafaccion