Las reconciliaciones de pareja a través del sexo.

Reconciliación con sexo

Es muy común en muchas parejas de finiquitar las discusiones o desacuerdos con una buena ración de sexo, e incluso para muchas personas es uno de los momentos sexuales más placenteros, en este artículo intentaremos de explicar los motivos, ver un poco los pros y también los posibles perjuicios que puede acarrear a la relación.

La pasión de una discusión es muy común de llevarla al terreno sexual, y con ello vivir en ese momento el sexo de una forma más intensa, es habitual en muchas parejas de pasar de los gritos a la cama.

Se puede decir que existen dos formas de reconciliación sexual, que describiremos a continuación:

Reconciliación sexual inmediata: Se trata de pasar de una discusión acalorada a inmediatamente transformarla en una apasionada e intensa relación sexual. En estos casos puede fluir mucho la pasión pero con pocos signos de ternura. Aunque para muchas personas es un sexo diferente al habitual y la intensidad del momento les resulta muy placentera. Es muy importante de una vez terminada la relación sexual de retomar con calma el problema de la discusión y aclarar el asunto. En ocasiones el pasar de la discusión a la cama, sin realmente subsanar el problema de la disputa es contraproducente a medio y largo plazo.

Reconciliación meditada: En este caso después de una discusión acalorada, los dos miembros de la pareja se calman, llegan a un acuerdo en común sobre el problema de la discusión, y dicho entendimiento se transforma o da a lugar una relación sexual que suele ser más tierna y sensual que la anterior expuesta. Se derrocha más cariño y sentimientos de protección.

En una misma pareja, puede darse según el momento y la circunstancia los dos tipos de reconciliación sexual, aunque como se ha comentado anteriormente en algún momento, ya sea antes o después del sexo, se debe dejar subsanado los verdaderos problemas de la discusión.

La reconciliación sexual pasional e inmediata, en ocasiones, el enojo o la frustración de la disputa, puede llevar a la relación a una lucha de poder mal entendida. Es importante siempre en las relaciones sexuales, no hacer nada que no nos resulte agradable, e igualmente respetar en todo momento a la pareja.

En conclusión, el sexo como medio de reconciliación puede ser muy placentero e incluso beneficioso en algunos casos, pero tenemos que tener muy presente que el verdadero beneficio para la relación es meditar los motivos de la discusión y llegar a un entendimiento verbal y sincero para no dejar en el tintero más sensaciones y frustración, pues brotara más temprano que tarde de nuevo.

Escrito por vibrafaccion