Juegos previos que volverán loco a tu pareja

Juegos Eróticos

Los juegos previos son una parte esencial del buen sexo, pero con frecuencia son vistos de menos. Los rapiditos o “quikies” son maravillosos y tienen su lugar en cualquier buena relación, sin embargo el  buen sexo como tal viene de mucho juego previo.

Las mujeres, en su mayoría, tienden a pensar que los hombres son egoístas pues les gusta ir directo al grano, pero en realidad disfrutan de la misma manera del juego previo . Aquí algunos tips para practicar con tu pareja antes de ir al gran evento.

Besar apasionadamente:  Mucha gente piensa que las mujeres son quienes prefieren besar, pero no es verdad. Los hombres aman besar profundamente, especialmente cuando combinan los besos en la boca con algunos en el cuello y las orejas.

Trata de besar a tu pareja despacio y profundo, déjale saber que quieres hacer que la noche dure. Prueba besando su cuello y susurrando cosas en su oído antes de volver y besarlo en la boca. Baja tu mano hasta su pene (pero sobre su ropa) pero sin apresurar a dar el siguiente paso. Creen la escena como antes de haber tenido sexo, esas citas (si existieron) en las que no sabían si darían el siguiente paso.

Mastúrbense: Pero no el uno al otro. Muchas mujeres sienten pena de masturbarse enfrente de sus parejas, pero los hombres definitivamente piensan que es de las mejores cosas que pueden pasar antes del sexo.

En lugar de que el baje a hacerte un trabajo, hazlo tú, enfrente de él. En verdad puedes excitar a un hombre masturbándote para él y mirándolo fijamente a los ojos. Cualquier hombre se volverá loco al ver a su pareja tocarse ante sus ojos.

Provócalo:  Puedes subir el nivel de la acción (y de la erección) de tu pareja dándole un poco de sexo oral pero sin terminarlo. Empieza por la cabeza jugando con tu lengua por unos minutos, luego cambia y dale un poco de “handjob” por otros cinco minutos. Luego vuelve a besarlo y tocarlo. Puedes dejar que te penetre por unos minutos pero no puedes dejar que siga. Lo estarás volviendo loco con un poco de acción intensa en muchos lugares, y amarás que él te ruegue por más de esto o aquello. Debes de asegurarte de no jugar por mucho tiempo, por que puede perder el interés y la erección.

Háblale sucio:  Te vas a sorprender de lo poderoso que es hablarle sucio a un hombre en la cama. Claro que son criaturas visuales, pero también les gusta el juego de las palabras. Cuando estés besándolo susurra en su oído qué es lo que le quieres hacer al quitarle la ropa. Pueden experimentar con el rol dominante o pasivo.

Atrévete a poner algunas de estas sugerencias en prácticas y veras como los juegos previos le darán chispa y sexapil a la relación.

Escrito por vibrafaccion