Estimulación erótica: Orgasmos de Senos

Estimulación Erótica

Mucha gente dice que los pezones son la segunda parte más erógena del cuerpo, luego de los genitales. Están llenos de terminaciones nerviosas tanto en hombres como en mujeres, y están hechos para ser tocados.

Muchas veces este placer puede llevar a orgasmos, pero varía de una persona a otra. En las mujeres la sensibilidad de los pezones cambia, dependiendo su ciclo menstrual: en las primeras dos semanas son menos sensibles, durante la ovulación están en su momento más alto de poder recibir placer.

El tamaño no importa: Las mujeres de cualquier tamaño pueden recibir placer por partes iguales. Los pezones deben de estar lubricados (tanto en hombres como mujeres) para que llegado el momento de la estimulación no moleste ni irrite.

Mitos:

 

Existen muchos mitos sobre  el jugueteo con los pezones y sus consecuencias. Por ejemplo que el exceso de estimulación puede ser causa de cáncer de mamas. Cuando se estimulan los pezones (de manera adecuada)se genera oxitocina, algo esencial para lograr el orgasmo.

Los senos en las mujeres son íconos de seguridad sexual, así como lo es el pene en el hombre.

Hazlo:

 

Acaricia la zona donde está la aureola.  Esa zona donde está el pezón debe de comenzar a acariciarse de manera circular, con la mano o con la lengua. Se puede ser creativo : echar  un cubito de hielo, aceite para masaje, un poco de lubricante, pues las distintas sensaciones también pueden llevarla al orgasmo.

Toca con suavidad todo el seno y luego ve aumentando la presión , hasta el nivel en que ella se sienta cómoda.

Usa tu pene: Aunque no pueda llegar a ejercer tanta presión como tus manos y caricias rápidas como las de tu lengua, utilizar el pene excita de manera natural a las mujeres pues la imagen crea una sensación de erotismo al máximo.

Muérdelos: Ya hemos dicho que son muy sensibles pero pequeñas mordidas, que no lleguen a causar dolor pueden acelerar el orgasmo.

Qué no hacer:

 

Tocar las mamas como si se tratara de pelotas, haciendo que reboten y que vayan de arriba abajo , pues además de que puede resultar doloroso, la mujer tiende a no sentirse cómoda.

Presión fuerte: Así como pueden ser fuente de satisfacción también pueden ser de dolor ya que una estimulación muy fuerte puede causar irritaciones y malestares.

Llenar los senos  de comida: Aunque parezca delicioso, no lo recomendamos pues luego de haber quitado el exceso de comida de los senos con tu lengua quedará pegajoso y ya no se van a preocupar (tanto tu como tu pareja) por alcanzar el orgasmo, sino por limpiar el área y la excitación puede perderse.

Escrito por vibrafaccion