¿Ya escuchaste hablar del Tea Bag sexual?

Tag Bag Sexual

Tea Bag es una práctica sexual que consiste en la inserción de la envoltura testicular de un hombre en la boca de su pareja sexual. Podemos agregar que este acto no es estrictamente en la boca, puede ser en la frente, nariz, cuello o hasta pasar el escroto por toda la cara. Esto puede ser un acto  con una pareja heterosexual u homosexual, la definición como tal no implica un hombre con hombre o mujer con hombre.

Esta práctica se dice que comenzó con Cristóbal Colón, aunque puede llegar a ser una leyenda urbana. Lo cierto es que el Tea Bag es utilizado en muchas fraternidades de Estados Unidos e Inglaterra cuando uno de los compañeros está demasiado borracho como para recordar las cosas que le introducen en su boca.

El pene, los testículos y el perineo tienden a ser zonas muy sensibles y responden con mucha rapidez a las caricias. Al ponerse directamente los testículos sobre la cara no existe mucho espacio para las caricias manuales. El punto de esto es que sean estimulados con los labios y la lengua. Aquí depende de los movimientos que el hombre haga para introducir su saco testicular con rapidez o lentitud.

Muchos hombres simplemente aman esta técnica sexual. Aquí algunos tips sobre el Teabagging:

 

Posición: Es muy importante que la persona que va a dar el sexo oral (tea-bagging) esté recostada en una cama con la cabeza sobre una almohada para obtener un poco de libertad de movimiento en el cuello, en este caso  quien va a recibir la felación debe estar de rodillas sobre la cara de su pareja, puede ser de espaldas para que el masaje llegue hasta el perineo o de frente como es lo típico.

Las manos están prohibidas: En esta práctica lo mejor es solo utilizar tus labios, dientes (un poco nada más) y tu lengua, pues al incluir las manos u otra parte del cuerpo se convierte en masturbación o sexo oral común.

Lengua: La lengua es muy importante para el tea-bagging. Antes de que tu pareja introduzca sus testículos en tu boca deben de existir un jugueteo previo con la lengua haciendo movimientos circulares sobre ellos. También es válido jugar con la lengua desde los testículos hasta el perineo pues en él existen un sin fin de terminaciones nerviosas que pueden causarle más placer.

Juega: Cuando llegue la hora de introducir los testículos a tu boca juega con ellos, deja que entre uno primero, muévelo dentro de ella. Es importante que en este paso juegues con tu saliva, la lengua y los dientes. Las diferentes sensaciones dentro de tu boca harán que la excitación suba de nivel.

Escrito por vibrafaccion