Para superar problemas sexuales recurrir al Kung fu Sexual

Kung Fu Sexual

El kung fu significa  practicar algo a diario para alcanzar la maestría en algo, en el ámbito sexual seria realizar algunos sacrificios y prácticas para lograr mejorar las sensaciones y los orgasmos.

Esto ayuda mucho a esas parejas que llevan muchos años juntas y el sexo se convierte en algo aburrido y monótono. Llegar a un placentero e intenso orgasmo y experimentar nuevas zonas erógenas como el punto G, implica un desarrollo total del historial sexual de una mujer.

La respiración es fundamental para lograr llegar a una experiencia sexual con muchas más emociones y sensaciones. Y no estamos hablando de sexo tántrico, sino solamente de saber canalizar la energía respirando.

Existen muchos bloqueos en las mujeres, en especial para lograr tener orgasmos intensos, podemos describir cinco que son comunes y recurrentes en muchas mujeres, y que al lograr apartarlos podrían gozar de una plenitud orgásmica. Para superar dichos problemas es afrontándolos y practicando las relaciones sexuales controlando poco a poco nuestro cuerpo y respiración.

Problemas femeninos para no lograr llegar al orgasmo:

 

Punto 1. Impaciencia: Cuando una mujer siente que va a llegar a un orgasmo y tiene tanto deseo de sentirlo que se desconecta del momento esperando que llegue, es contraproducente pues no se concentra en lo que está sintiendo  y produce un patrón en su cuerpo de buscar el orgasmo de manera rápida  y desesperante lo que la lleva a no disfrutar más.

Punto 2. Vergüenza: Tener un orgasmo en el punto G que viene acompañado por una eyaculación femenina. Esto hace que muchas mujeres tengan miedo y vergüenza de que esto les pase con sus parejas y estas piensen que se han orinado.

Punto 3. Tristeza: Cuando una mujer no disfruta de una vida sexual plena el primer sentimiento que experimenta es la tristeza, todas sus amigas hablan de lo bueno que es el sexo en pareja, o de lo bien que la hace sentir alguien y ella no lo ha experimentado.

Punto 4. Enfado: Cuando una mujer ha pasado por una mala experiencia y su cuerpo recibe un toque de un hombre su cuerpo se tensa, pues las células tienen memoria de las cosas que han pasado en nuestro cuerpo, aunque muchas veces se trate de olvidar.

Punto 5. Miedo: Cuando se ha tenido una mala historia sexual, un primer encuentro muy por debajo de las expectativas, un hombre al que no le interesa satisfacerla sino solo su propio placer, o que no la supo tratar adecuadamente.

Escrito por vibrafaccion