Conoce las zonas erógenas más placenteras de los hombres

Zonas Erogenas Hombre

La estimulación es uno de los puntos fuertes de cualquier relación sexual debido a que con ella cualquier acto sexual aumenta proporcionalmente de nivel, debido a que el placer que se consigue es totalmente indescriptible. Con todo, si estás empezando en esto del sexo o nunca has sabido encontrar las zonas más sensibles de los hombres a continuación vamos a realizar una pequeña explicación de estos lugares erógenos para que cualquier relación sea recordada para siempre.

Como prácticamente todo el mundo ya sabrá, el pene es la zona de la anatomía masculina más utilizada para provocar placer pese a que verdaderamente no se encuentre el Punto G de los hombres en él. Con todo, la mencionada zona es perfecta para llegar al clímax durante su estimulación gracias a que en su interior existe un gran número de células nerviosas perfectas para alcanzar las máximas sensaciones de placer a través de su alteración.

Con todo, en el cuerpo masculino existen muchas zonas erógenas más, perfectas para crear tensión sexual durante su estimulación y que incrementarán el flujo sanguíneo de la zona para posteriormente empezar el acto sexual con más ganas, más deseo y sobre todo más excitación. En concreto no estamos refiriendo a la próstata, denominado el Punto G masculino y que se encuentra localizada bajo la vejiga masculina (la zona situada entre los testículos y el ano). Pese a que a muchos hombres no les acaba de gustar en un primer momento su estimulación, el placer que se desprende de esta acción es indescriptible debido a que es la zona de los hombres de todo el cuerpo que más placer proporciona. Con todo, antes de realizar esta estimulación es recomendable utilizar lubricante para mejorar la fricción.

Otras de las zona erógenas que mayor satisfacción dan es el denominado Punto C, que es la zona situada detrás de las orejas. En concreto estamos ante un lugar donde la excitación es muy palpable por lo que su estimulación es perfecta en los preliminares, debido a que crea un apetito sexual tremendo gracias a que se trata de una zona muy sensible. Así mismo, si queremos llegar todavía más allá podemos utilizar la zona R, que es la de los testículos. Y es que en ellos existe un lugar, justo la línea que recorre el centro del escroto de arriba abajo, que solo con tocarla provoca un placer increíble en los hombres. Así mismo, estimular los testículos en general también tiene un fuerte componente erótico, por lo que es perfecto como complemento de cualquier caricia sobre el pene.

Así que con estas zonas ya conoces algunos puntos erógenos más para que su estimulación sea el preludio de un acto sexual inolvidable.

Escrito por vibrafaccion