Descubre cómo seducir a tu pareja y mantener la pasión en tu relación

Seducir a tu pareja

Como todo en la vida no es eterno las relaciones en pareja deben cuidarse día a día debido a que si no con el tiempo van erosionándose y pueden desembocar en una ruptura. Pare evitar estos desagradables problemas hay que intentar fortalecer estas relaciones con acciones cotidianas y sencillas que no cuestan nada y que seguro que nuestra pareja agradece. Dentro de estos aspectos comentados el sexo cobra muchísima importancia, debido a que pese a que algunas personas consideran que no es demasiado importante en una relación, la verdad es que una pareja sin un buen sexo está condenada al fracaso, por ello hay que evitar caer en la monotonía y no tener miedo a probar cosas nuevas, debido a que los resultados seguro que son más que satisfactorios.

De este modo, si nos centramos en los hombres, hay que tener claro que hay que seducir a la pareja como si estuvieras en el principio de la relación, ya que si ella está satisfecha vosotros también y por tanto podréis incluso fortalecer en mayor medida vuestros lazos. Así que si eres un hombre tomar nota de algunos consejos para mejorar vuestra vida sexual.

En primer lugar hay que tener claro que en un pareja los 2 son protagonistas, y que no solo hay que acceder a lo que os gusta hacer a vosotros, sino que la comunicación es fundamental para saber qué es lo que queréis en cada momento y sobre todo cómo queréis lograrlo. A partir de una puesta en común y si lo que queréis es que vuestra pareja se os rinda a vuestros pies coger la iniciativa y pasar a la acción. ¿Cómo? Muy fácilmente, descubrir los puntos débiles de vuestra pareja y empezar a estimularlos hasta que ella tenga el libido por las nubes y esté dispuesta a todo. En este sentido hay que conocer muy bien a vuestra pareja y saber qué zonas erógenas son las que más la estimulan, para incidir directamente sobre ellas para asegurarse buenos resultados.

Una vez estimulada, hay que pasar a complacer las fantasías de vuestra pareja. Si hace falta disfrazarse se hace, si hace falta probar posturas nuevas se hace, debido a que nunca hay que tener miedo a lo desconocido, al contrario, al que apostar por introducir novedades para que cada relación se convierta en un verdadero juego de pasión y placer.

Finalmente, todo lo que estamos comentando hay que realizarlo con el romanticismo como bandera, reforzando el contacto, las caricias, las palabras bonitas tanto durante la previa, durante la acción como durante el post-sexo, ya que estamos hablando de vuestra pareja, la persona que os aguanta y os soporta tal y como sois.

Escrito por vibrafaccion