¿Orgasmo vaginal u orgasmo clitorial?

Orgamo vaginal o clitorial

Hablar del orgasmo femenino en abstracto y en genérico nos lleva a mencionar estas dos variantes de orgasmo dependiendo del punto concreto de la anatomía donde se genera. El órgano sexual femenino es un aparato complejo compuesto por la vagina que presenta una cavidad interna donde está el útero y la matriz y una entrada exterior formada por labios mayores y menores. En el exterior y bordeando los labios menores en la parte superior se encuentra el clítoris, un punto nervioso donde se concentra una elevada sensación de placer que puede culminar en orgasmo al ser estimulado con el pene, manualmente o mediante sexo oral.

Como en las relaciones íntimas se valora mucho el orgasmo y se persigue con interés por la pareja, las mujeres lo buscan y lo reivindican como satisfacción plena y realización sexual completa. La otra variante del orgasmo femenino es el vaginal, que se produce con la estimulación del interior de la vagina ya sea mediante penetración del miembro masculino o masturbación manual o artificial, es decir con juguetes eróticos como consoladores, vibradores, bolas chinas, arneses y todas las variantes de masturbadores existentes en el mercado. Cuando se producen los dos tipos de orgasmo a la vez, la concentración de placer es absoluta, en ocasiones porque también se ha activado el llamado Punto G. Si en el hombre la consecuencia directa del orgasmo es la eyaculación, en el caso de las mujeres, las contracciones de la vagina y el útero segregan un flujo que está lejos de parecerse a una eyaculación pero se trata de una ligera secreción resultante. Con todo esto, podemos afirmar que el orgasmo femenino es complejo y siempre va a depender de cómo y cuánto se estimulen las prácticas sexuales desde los besos, abrazos, masajes y caricias de todo el cuerpo. La penetración contribuye a conseguir alcanzarlo pero no es indispensable y cada mujer puede llegar a elegir de qué manera está dispuesta a alcanzar ese clímax sexual tan deseado.

Podemos llegar a decir, además de que está demostrado, que una mujer que consigue tener estos tipos de orgasmo a la vez, es multiorgásmica. Este apreciado adjetivo está tan sobrevalorado por ambos sexos, que es uno de los santos griales del arte amatorio aquí y en cualquier punto del planeta. Tal es la idolatría por el orgasmo, venga del sexo genital, oral o de la masturbación en cualquiera de sus modalidades, que las mujeres dejaron de renunciar a no tenerlo para incluso reivindicarlo en cada encuentro sexual.

Escrito por vibrafaccion