Los 9 fallos comunes en la cama

relaciones de pareja

Tan fácil es acabar con un chico en la cama un sábado noche, como estropearla en apenas unos minutos todo el misterio, morbo, magia y la pasión momentánea con algunos de los errores comunes en el momento clave. Lo mismo puede aplicarse a la pareja estable, pequeños detalles que enfrían momentos, rompen pasiones y arrebatos que van al límite. Aunque en estas relaciones estables debemos esforzarnos un poco más para mantener esa atracción sexual durante los años, con una vida erótica variada y divertida.

¿Qué torpezas sexuales pueden acabar con el apetito sexual del momento?

  1. Una obsesión con el orden y la limpieza. Este punto podría afectar más a la pareja estable. Es evidente que si uno de los dos tiene una obsesión por la limpieza, el orden y lo correcto, salir de ese orden, alboroto, arrebatos serán un problema por lo que puede enfriar un momento dulce lleno de desgarro y fuerza de nuestra pareja.
  2. Los calcetines. El sexo espontáneo, fugaz, rápido, es idóneo para disfrutar y matar las ganas de ese calentón repentino, pero seamos sensatos, calcetines NO. La prenda con mayor anti-morbo si se deja tan solo ellos con la desnudez. Reír, pero son muchos los chicos que se dejan los calcetines mientras tienen relaciones y es un claro punto negativo hacia crear un buen clímax.
  3. Lencería de la abuela. Ahora para las chicas, otro rompe-morbos, esa ropa interior que recuerda a las que utilizaban en aquellos tiempos las abuelas, color camel, bragas grandes sin forma ni erotismo. Hay que cuidar la ropa interior para salir y para dormir con nuestra pareja o compañía.
  4. Posturas ridículas. No simular aquellas posturas que vemos en las películas, ni intentar simular todas las que nos muestran en kamasutra, muchas de ellas sin un buen estado de forma lo único que vamos a conseguir es romper el momento. Además de evitar posibles lesiones. Mejor lo conocido y que funciona, que arriesgar demasiado y fracasar.
  5. Reírse en el sexo. Como norma general los hombres son mucho más sensibles que las mujeres a la hora de echar unas risas durante el sexo por cualquier situación cómica o momento “torpe” que pueda pasar. Especial cuidado con ello porque una carcajada fuera de lugar puede herir el ego de la pareja.
  6. Complejos. Tengamos cuidado con esto, porque por mucho que te guste una persona, si muestra continuos complejos e inseguridades, podrás ser contagiado por ellos y acabar viendo a tu pareja con esos defectos inexistentes y acabarás dejando de sentir esa atracción inicial.
  7. Interrogatorios. Si es la primera vez que vas con la otra persona a la cama evita los cuestionarios tipo: “¿Dónde te gusta que me coloque? ¿Puedo tocar? ¿Así te gusta?” Debemos encontrar con un equilibrio, está bien consultar, pero también se puede hacer fuera del momento sexo. Lo que sí es recomendable es pedir lo que nos gusta que nos hagan, facilitamos a la pareja la investigación y no rompemos ningún momento.
  8. Momento preservativo. Por favor, los preservativos a mano, cerca, que no tengamos que irnos a la otra punta a por ellos, a por el bolso, ahora lo buscas, ahora no, porque cuando decidamos volver corre el riesgo de que se haya enfriado el momento.
  9. Striptease. Debemos estar muy seguros para realizar uno de ellos. Para hacer el regalo de un baile para nuestra pareja, siendo realistas, si no tenemos ese toque sexy, si no tenemos gracia bailando, el resultado puede ser nefasto. Mejor practicar antes de hacer uno de ellos e incluso ir a alguna academia a recibir algunas bases para que uno de ellos nos permita conseguir los resultados esperados.

Con lo divertido y excitante que es este mundo, cuidemos estos detalles y no tiremos por la borda lo que a veces cuesta tanto, encontrar complicidad y atracción máxima por la otra persona.

Escrito por vibrafaccion