Besar es un placer. Las mejores técnicas para hacer disfrutar besando

Mejores técnicas para besar bien

Ya lo dice la canción. Besar es un placer, genial, sensual..No cabe ninguna duda de que el sexo empieza en el beso, al igual que en un contacto con las manos, una caricia y los besos, muchos besos.

Pero los besos que se dan cuando se está haciendo sexo no son los mismos que se dan en otras circunstancias. Situaciones distintas, relaciones diferentes e intensidades diversas de besos, son las que caracterizan esta expresión universal de los humanos. Robar un beso, por ejemplo, significa sorpresa para quien lo recibe, y no siempre agradable aunque sea una demostración de afecto.

Los besos consentidos, esos que se dan para manifestar un sentimiento, son socialmente aceptados y en muchos casos, necesarios. La amistad se refleja con un beso o dos, refleja apoyo, consentimiento, alegría, y suele darse en la mejilla. Los besos en las manos son una expresión que denota admiración, cierta ternura y deseo de amar a la otra persona, ya sea hombre o mujer.

Pero los besos en los labios, marcados por la intensidad con que se dan, son claramente sensuales, amorosos, sexuales. Un beso que apenas roza los labios, puede que no implique más que amistad, pero si éste lleva mayor intensidad y tiempo de contacto, implica pasión y puede ir seguido de una declaración amorosa o sexual. Si añadimos contacto con la lengua y lo acompañamos de un abrazo, el contacto con los cuerpos ya apela a la rendición de ambos, lo normal es que la pasión haya calado y precise pasar a la acción desenfrenada.

Besos en el cuello, las orejas y en otras partes de la anatomía estando en la más evidente intimidad sexual, se producen como consecuencia lógica de la exacerbación de la libido y persiguen un clímax satisfactorio para ambos. Besarse es un masaje para el cuerpo y para el alma, decía algún poeta sevillano del Romanticismo. Al igual que mitiga el dolor y la tristeza, enciende la pasión de los amantes que se besan e intercambian fluidos como si de un elixir afrodisíaco se tratara. Dicen que la saliva que se intercambia en los besos de amor y sexo funcionan como un potente afrodisíaco, tal es la serotonina que segrega el cerebro y el impulso que manda a las papilas para producirla.

Así que nadie duda a estas alturas de las propiedades del beso. Es calmante, curativo, bondadoso para el cuerpo y hace sentir bien a donantes y destinatarios, y además enardece pasiones cuando la intensidad es elevada y de larga duración.

Escrito por vibrafaccion