¿Cómo se usa un arnés erótico?

Arnés eróticos para mujeres

Aunque en principio el uso de una arnés erótico es simple…, si lo miramos bien solo es un consolador sujetado con una correa a nuestro cuerpo, pero en la práctica sobre todo en la primera ocasión que usamos un arnés erótico nos pueden entrar algunas dudas, por ejemplo la cantidad de lubricante a utilizar, la mejor postura para su uso, o como sentir a tu pareja para alcanzar una compenetración satisfactoria.

En este artículo intentaremos de ofrecer algunos consejos que le ayudaran a conseguir un placer más óptimo al usar un consolador con arnés.

En primer lugar un consejo general que es válido para cualquier relación sexual de pareja es tener una comunicación optima con tu pareja, y practicar posturas que los dos miembros se sientan cómodos, es bueno decirle a tu pareja tanto las cosas que te gustan como las que no te están gustado o no te están sintiendo cómodo o cómoda, en muchas ocasiones por no querer quedar mal hacemos cosas que no estamos disfrutando, y eso lo primero que tenemos de impedir en una relación de pareja, y para ello tener una buena comunicación, confianza, y afinidad es muy importante.

En segundo lugar, el uso de lubricante es algo que no puede faltar, y si el consolador que utilizamos es de silicona o material plástico lo ideal es elegir un lubricante con base de agua, aunque otra opción si queremos una práctica más limpia es la de utilizar un preservativo para recubrir el consolador. Si la penetración es anal, tenemos que tener especial cuidado y usar mayor cantidad de lubricante y realizar movimiento en principio menos violento.

Para las relaciones lésbicas el uso del arnés para mujeres es una fuente de placer, sobre todo si usamos un consolador con cura diseñado para estimular el punto g y al mismo tiempo este tipo de consoladores curvados nos facilitara un control mayor de la penetración con el arnés, más que un consolador firme.

En las primeras ocasiones que usamos un arnés erótico, el tamaño no es más importante, y un consolador de tamaño mediano o mini, nos permitirá un mayor control y limitaremos la posibilidad de ofrecer algún tipo de molestia en la penetración a nuestra pareja, y si poco a poco nos vamos viendo que controlamos mejor el arnés erótico podemos ir incrementando el tamaño si así se desea.

 

Los arnés erótico no están diseñado solo para la penetración vaginal, también podemos jugar y estimular diferentes zonas, como puede ser el clítoris o utilizar como plug anal.

Si las primeras ocasiones en el uso del ames consolador no se alcanza la plena satisfacción, no preocuparos, y tomaros la cosa con calma, contra mayor experiencia, siempre teniendo en cuenta la primera cuestión comentada de tener una optima comunicación de pareja, iremos sabiendo que ritmo resulta más placentero, que ángulo de penetración ofrecen mayor estimulación, y sobre todo iremos olvidado el juguete erótico…para usarlo sin pensar y disfrutando de la situación y del placer.

Por último comentar que el uso del arnés sexual está encaminado a muchos sectores y diferentes tipos de parejas, desde las parejas que lo utilizan como otro juguete erótico más como complemento a sus relaciones sexuales, otras lo utilizan para cambiar los roles o crear un clima de sumisión, aparte es un juguete erótico muy útil como hemos comentado para relaciones entre mujeres, o para relaciones entre hombres como plug anal.

Como todo en el sexo la imaginación es la que nos llevara a utilizar el arnés erótico como los deseos y gustos nos lleven.

 

Escrito por vibrafaccion