Zonas erógenas masculinas. Los puntos más hot del hombre.

Zonas Erógenas Masculinas

Siempre hay una idea fija de que a los hombres lo único que les excita es el pene, como si todas las terminaciones nerviosas de su cuerpo estuvieran concentradas en su miembro. Pero claro que no es así, hay más. Al igual que el cuerpo de la mujer, todo él está plagado de sensibilidad.

 

Una es el cuero cabelludo. Si las mujeres son sensuales y transmiten sensualidad, también captarán que acariciar el cuero cabelludo de su pareja, sobre todo la parte posterior de la cabeza, en su nuca, le hace recorrer un escalofrío de placer.

 

Las orejas. Menos meter la lengua, que no a todo el mundo, sea hombre o mujer, le gusta, suele erizar el vello y otra cosa. Chupar, lamer o soplar suavemente es algo que muchos detectan como una llamada a la plena excitación.

 

Los labios. Parece lógico, justo y necesario. Pero no se trata sólo de besar, sino de mordisquear con suavidad, succionar el labio inferior y besar con toques alternando con otros en los que la lengua se maneja con energía.

 

Cuello. Excepto succionar en un lado del cuello cual vampira y dejar una marca llamativa e inequívoca, besar el cuello como si dieras toques con un algodón, hacen temblar las rodillas a la mayoría.

 

Hombros. Un toque del cabello femenino rozando los hombros mientras ella está sobre él en pleno coito, es muy erótico y proporciona el llamado ‘subidón’. Para algo son las melenas largas.

 

Los dedos. Besar, lamer y succionar los dedos es un clásico que los hombres agradecen, no sólo porque les guste la sensación, si no porque les lleva inevitablemente a relacionarlo con el sexo oral.

 

El pecho. Esté velloso como el hombre lobo o liso como una mesa de mármol, tocarle el pecho, besarle, lamerle y mordisquear los pezones además de lamer la areola, es otro clásico porque esperan que sigas haciéndolo más abajo.

 

Los glúteos. Tocar, apretar y amasar esta parte carnosa y dura de los hombres es un placer para ambos. Palmear y apoyarse con fuerza para atraer más su cuerpo hacia el de la mujer, es un acto que les excita y no molesta a ninguno.

 

El pene. Todo el miembro es excitable, en especial la zona del glande es una zona ultrasensible y también la corona o cresta que va alrededor del glande. El sexo oral es de extraordinario placer hacerlo con la boca, los labios y las manos.

 

¿Conoces otras zonas erógenas masculinas? ¡Compártelas con nosotros!

Escrito por vibrafaccion