¿Cómo hacer petting con juguetes eróticos?

petting juguetes eróticos

Petting en inglés significa acariciar, mimar, besuquear, hacer carantoñas como si fuera tu mascota. En realidad tu pareja no lo es, pero seguro que a tu perro o gato le haces caricias y le muestras tu cariño mediante gestos, palabras y muestras físicas con las manos tocándole y haciéndole saber que lo quieres. Y a tu pareja, cómo no!!

 

Hacer petting llevado al terreno puramente sexual es hacer de todo menos penetración. Y no sólo que no haya coito, sino que mediante estos juegos variados de toda índole, ambos lleguen al orgasmo. ¿imposible? No.

 

No es imposible y de ahí que el juego tenga que estar consensuado en la pareja primero y eso obliga a ser muy imaginativos, muy hábiles y audaces y cómo no, ayudarse con juguetes eróticos que no impliquen penetración.

 

Si una pareja quiere redescubrirse y tirar la rutina por la ventana durante una larga temporada, proponerse una velada de petting resucita la libido más escondida. Conociéndose como se deben conocer los dos, cabe ser un poco pícaros, un mucho de osados y otro tanto de curiosos. Volver a tomarse un tiempo ilimitado en la casa para hacerlo en cualquier habitación, ya altera las posiciones.

 

Contar con unos aceites de masaje, unas esposas, pañuelos o antifaces, un disfraz sugerente o muy poca lencería pero muy sexy, puede completarse con una piedra de mármol o una pluma. Recrearse, volver a ser algo adolescente e ingenuo pero con la sabiduría de un adulto que sabe dónde va y lo que va a ocurrir.

 

Si él o ella respetan el pacto, un vibrador o consolador como masaje en los genitales de ella, vagina y clítoris, ayudan a subir los tiempos máximos. El sexo oral con el vibrador lengua es un crack para la práctica del petting a ambos, muy bueno tenerlo en cuenta. En general la masturbación mutua sin coito extrema la ansiedad sexual y hay que saber controlarla hasta el final feliz.

 

El petting resulta beneficiosamente sorprendente a las parejas que necesitan chispa. Y seguramente son las que más se sorprenden de su eficacia porque en un primer momento les parecerá ingénuo y chocante. Es todo lo contrario.

 

Y no confundir con las primeras prácticas adolescentes donde la penetración de omite por temores lógicos a consecuencias no deseadas. El petting para adultos es gratificante, estimulante y sus resultados son de lo más sorprendente si se lleva hasta las últimas consecuencias.

 

Escrito por vibrafaccion