“Soy ninfómana, ¿y qué?» Hablemos sobre el sexo.

ninfomana sexo

No se trata de que lo pregones, pero al menos, no te avergüences de ello. O si no, que la gente se haga un interrogatorio: ¿es una patología, un vicio, una desviación?

 

Según los expertos, se denomina hipersexualidad, palabra que queda más rimbombante y tiene menos connotaciones negativas. Porque, aunque se haya puesto de moda la exaltación de la libido y el erotismo, ser ninfómana es una palabra que se aplica sólo a las mujeres. Es decir, que si un hombre se pasa el dia pensando en cómo llevarse al catre a todas las mujeres de su oficina más a las que va conociendo diariamente, se le denomina adicto al sexo.

 

La verdad es que suena igual de mal y eso es porque se considera un vicio, algo no muy bueno para la salud. De lo cual se infiere que todo en exceso es malo. Estamos todo el rato hablando de que la gente tiene que disfrutar del sexo y ser más libre en cuanto a tomar las riendas de su intimidad y potenciarla, y por otro lado demonizamos a quien lo hace.

 

¿Qué es ser una ninfómana entonces? Pues según la definición menos comprometida, es un aumento repentino o la frecuencia extrema en la libido o en la salud sexual de una mujer. Y para la sabiduría popular y las malas lenguas, ser ninfómana significa ser una mujer que siempre está dispuesta a tener sexo a todas horas. Pero, con su pareja, no?¿ O con varias y entonces es promiscua además de ninfómana?. La verdad es que la cosa se enreda mucho pero por ahí van los tiros. Una ninfómana es viciosa del sexo y necesita varios hombres para saciar su apetito sexual porque con uno no tiene bastante.

 

Pero si el tema quedase ahí, con tener siempre a alguien dispuesto a compartir sus deseos ya estaría resuelto. El problema viene después. Parece ser que a esta actitud compulsiva se acompaña un sentimiento de culpa. Y si encima se produce una ruptura con la pareja porque su adicción al sexo le lleva a tener relaciones extra, la mujer ninfómana buscará más compulsivamente sus relaciones físicas y engordar la pelota de la insatisfacción.

 

Problemas emocionales, psicológicos, laborales y sociales parecen ser el resultado desastroso de una ninfómana presente estos síntomas. Que más que síntomas son eso, una enfermedad o una adición. Vamos, es no compensa según estas derivaciones poco deseables.

 

Escrito por vibrafaccion