¿Como te gustan los gays? El mundo homosexual.

Mundo Homosexual

A vueltas con el tan traído y llevado binomio entre dos hombres del mismo sexo: activos y pasivos, como si de un estado contable se tratara. Y es que en el sexo gay se establece esa diferenciación que suele corresponder con la inclinación por recibir o dar placer mediante el coito.

 

Con toda lógica, son papeles que quedan invertidos en menos que canta un gallo en un encuentro, por lo que no vale cebarse en el tema. Aún así, diremos que puede existir un perfil cuyas características respondan más a uno que a otro. Es el caso de los jóvenes aniñados a quienes gusta seguir aparentando el papel de débil físicamente, bien porque su apariencia es poco desarrollada y su aspecto es siempre afeminado. Este perfil suele corresponder al pasivo pero no necesariamente.

 

El otro perfil se da en hombres de aspecto masculino incluso exacerbadamente. Musculosidad, aspecto bizarro y provocador, con vello o sin vello pero claramente enamorado de su cuerpo. No tiene por qué cumplirse a rajatabla este tipo de candidato a ser el activo del encuentro, pero suele coincidir.

 

¿Y sobre la infidelidad en el sexo gay? Es otro cliché extendido como la pólvora pero que ellos mismos alientan en sus foros, videos, literatura, cine y estética en general. Si es verdad que existe más promiscuidad en el colectivo gay que en el heterosexual, puede deberse a varias cuestiones:

 

1.-No existe miedo a los embarazos, aunque sí a las enfermedades de transmisión sexual, cosa que hay que mantener a raya con la higiene y la prevención mediante profilácticos.

 

2.-Una vez aceptada la condición de gay entre su entorno, expandir su conciencia incluye expandir su número de conquistas sexuales que le reafirmen en su condición de homosexual.

 

3.-En vista de que todo el mundo es infiel y cuantas más relaciones sexuales mantenga más éxito personal obtiene, ¿para qué hacerse el estrecho si no conlleva ningún beneficio?

 

¿Sexo lento, rápido o salvaje? Pues como a todo el mundo, una combinación de las tres modalidades queda bien, sobre todo porque implica tener capacidad para cada cosa e ir alternándolo según requiera el momento y la pareja del momento.

 

¿Sexo oral sí o sexo oral no? Ya que no cabe discusión sobre el sexo anal, digamos que siempre queda alguien a quien disgusta el sexo oral. Incluso hombres que odian que les practiquen sexo oral a ellos pero están encantados de practicárselo a sus parejas.

Escrito por vibrafaccion