¿Dónde guardas tus juguetes eróticos? ¡Compártelo con nosotros!

lencería femenina 2

Te acaban de regalar tu vibrador conejito rampante y ya no consigues tapar tu tres sex toys entre los jerseys de invierno en el armario. Y entonces te planteas que si vas a seguir haciendo colección, deberías tener un lugar destinado exclusivamente para tus compañeros de juegos eróticos.

 

Porque las bolas chinas, vibradores de varios modelos, los consoladores que compraste por primera vez, los aceites de masaje, esos preservativos con burbujas de última adquisición y el plug anal que adquiriste por tu cumpleaños, ya piden a gritos un buen lugar donde descansar.

 

Si te surge esa pregunta existencial, piensa por un momento dónde los guarda la demás gente. Tu novio, por ejemplo, los tiene en la mesilla. Pero claro, ya están llenas las dos mesillas y alguno se queda a la vista porque se le olvida guardarlos y además no caben más a ambos lados de su cama.

 

Si aparte de las mesillas, entre los jerseys de invierno y desparramados por el dormitorio tus sex toys crecen en número y también los complementos, como los de 50 Sombras, hay que pensar en algo especial. Por ejemplo:

 

-El baúl de los recuerdos que te regaló tu madre. Suponiendo que tenga un tamaño más grande que una caja de zapatos o tampoco servirá de mucho. Pero si tiene 3 veces ese formato y no está decorado con imágenes de santos, será un lugar muy adecuado. No olvides devolverlo a tu dormitorio cuando acabes en el baño.

 

-El cesto de la ropa sucia. Mucha gente termina comprando unos receptáculos plegables de tamaño considerable, tipo barril de cerveza, donde depositar ropa sucia, limpia o cajón de sastre. Los hay de colores brillantes, con decoraciones varias y estampados y además tienen la ventaja de que una vez desplegados, cabe todo. Si encima de los sex toys le pones la consabida toalla, pasan desapercibidos para el gran público.

 

-La panera de la cocina no es un buen lugar a no ser que tu madre jamás se pase por tu casa ni quiera prepararse un bocadillo. Pero si eres de los que secan los calcetines en el microondas y pones tus calzoncillos a congelar en verano, la panera te viene muy a mano y siempre puedes trasladarla al baño.

 

Por último, si no pudiste resistir la tentación de comprarle a tu chica un columpio para hacer sexo aéreo o equilibrismo sexual, lo tienes algo más complicado. Los expertos aconsejan decorar el salón con el columpio y cobrar entrada.

 

 

Escrito por vibrafaccion