Oír por encima de ver: Sexo telefónico. La imaginación erótica.

sexo telefónico

A raíz de las nuevas tecnologías, uno de los métodos más utilizados para tener sexo a distancia es la conferencia online que todos conocemos. Verse en una actitud claramente sexual bien puede ahorrarse el sonido en determinadas ocasiones en las que una imagen vale más que mil palabras.

 

Sin embargo, a pesar de la poderosa y definitiva atracción de los medios audiovisuales que tanto colaboran en el erotismo de las parejas a distancia, incluyendo las desconocidas y que tienen encuentros ocasionales, el sexo telefónico tiene un mérito innegable. Y si alguien lo duda, sólo debe ponerlo en práctica alternativamente y comprobar las diferencias y los resultados. Luego que cada uno elija lo que más le convenga según necesidades de la caprichosa libido que le asalte.

 

El sexo telefónico, unos pasos más atrás que el cibersexo o el sexting mediante teléfono móvil, guarda secretos que mucha gente sabe de manera natural y otros deben aprender para conseguir los mejores resultados, orgasmos incluidos de ambas personas a cada lado del hilo telefónico. Lo del hilo es un recurso estilístico dada la presencia omnipotente y omnipresente de la telefonía sin hilos, pero hay que ponerse en situación o no empezamos bien.

 

1.-Ponte cómodo y siente la libertad de movimientos. Pon el manos libres del móvil, modula la luz de la estancia y ponte la música que te provoca recuerdos eróticos con tu pareja.

2.-Como habrás elegido un momento en el que sabes que está libre tu pareja, procura también vestir eso que sabes que le gusta, bien ropa interior sexy o ropa ligera que te haga sentir erotismo por los cuatro costados.

3.-A la hora de abrir la boca, comienza desde el principio a utilizar una voz suave y rica en matices pero sensual. La palabra sensual cada uno la aplica a su manera pero siempre funciona.

4.-Como también funciona que le describas lo que llevas puesto, lo más detalladamente que puedas evitando contar el número de corazones de camiseta pero si llevas las uñas de los pies esmaltadas, díselo. O si eres chico, dile la poca ropa que te queda puesta desde que decidiste mantener esa conversación hot y te has ido quitando.

5.-Pasa a continuación a describir lo que estás haciendo y lo que quieres que te haga aún estando lejos pero imaginando en directo lo que estaría ocurriendo de estar juntos.

Cuanto más claro lo digas, más rápido ocurrirá el resto. Si quieres provocar más lentamente, extiende la conversación lo que puedas.

 

Escrito por vibrafaccion