Cuando los penes nos mandan señales. Sexualidad y parejas.

Sexualidad y parejas

Es lo que tiene tener un órgano sexual externo y grande. O del tamaño que sea que hoy no toca hablar del tamaño, su importancia o su insignificancia. El caso es que a veces el propio dueño del pene no está enviando órdenes a su entrañable amigo para que te enteres de algo de forma deliberada. Sencillamente hay factores que invitan al pene a expresarse.

Y hay mujeres que creen saberlo todo sobre el pene de su chico. Otras, ni les importa cualquier otra actuación del mismo que no sea procurarles placer y orgasmos cuando no es masturbación sino penetración.

Un miembro viril tras una eyaculación se queda exhausto y fuera de juego nunca mejor dicho. Su periodo de recuperación o refractario suele estar entre 15 minutos y una hora, periodo en el cual pueden haberse desconectado tanto como para fumar, mandar correos electrónicos, hablar por el móvil o poner una lavadora. Necesitan tiempo para volver a la acción si su chica les pide más o se quedó sin su premio o es una ninfómana que ha visto 10 veces 50 Sombras y se siente heroína. Pero él, si no recupera la normalidad, pedirá un receso.

El estrés, ese odiado compañero diario que arruina todos los acontecimientos que se pongan por delante. Haber tenido un día de lucha en el trabajo, no digamos si hay inseguridad laboral o directamente tu trabajo pende de un hilo, el pene del interfecto no está para bollos y aparece un reparo en forma de disfunción eréctil que impide poner picas en Flandes o más cerca.

La ingesta máxima de alcohol provoca un discurso del pene muy escaso y visible cuando se esconde y rehuye toda batalla por dulce que sea. No está disponible y punto.

O todo lo contrario. Un pene hinchado que hace estallar cualquier pantalón es síntoma inequívoco de una invitación al sexo. Y algunos cantan la Traviata, las Cuatro Estaciones y U2 por tiempos.

Un síntoma de hinchazón puede ser la contención de su micción, es decir, del pis que está llenando su vejiga y que el pene está deteniendo a modo de barrera.

El calor es capaz de hacer sofocar cualquier pene cantarín. Los genitales masculinos son altamente sensibles al calor y les hace enmudecer. Y el frío, que también influye y hace de regulador de calidad del esperma pero arruga el miembro hasta hacerlo casi desaparecer.

El dolor. Pero si duele, hay abultaciones repentinas o un color diferente en la zona, está declarando alguna infección en cuyo caso es mejor siempre usar el preservativo e ir al médico.

 

Escrito por vibrafaccion