Úntate, úntale. Cosmética y lubricantes en tus relaciones sexuales.

Lubricantes relaciones Sexuales

Sensualidad y sexualidad forman un tándem de lo más sugerente. Al igual que excitantes son los masajes en el cuerpo, así como las caricias y el propio cuidado de la piel, la nuestra y la de nuestras parejas.

 

Y como estamos de acuerdo en que el tacto, después de la vista es el segundo sentido que más se implica en un encuentro físico, no podemos olvidar cada complemento y cada producto que nos hace más placentera aún la sensación de placer, relajación y bienestar. Pero también la excitación.

 

Al igual que un lubricante facilita la penetración vaginal y anal, puede ser comestible y además nos proporciona un aroma exquisito, las cremas, los polvos y los aceites para el masaje manual son los vehículos más sensuales que inducen a la masturbación y al coito.

 

Aceites, espumas de baño y cremas estimulantes componen un panorama insustituible en cualquier encuentro íntimo y no siempre los tenemos en cuenta. A veces son las prisas por tener relaciones y desatar la pasión sin demasiados preparativos, pero en otras ocasiones hay tiempo para tomarse unos minutos en preparar un baño con sales, realizar un masaje erótico y estimular los senos con una crema específica. Los lubricantes para la zona anal no se suelen olvidar pero mucha gente prefiere preparar un baño de espuma, colocar unas velas y tomar una afrodisiaco antes de lanzarse al sexo explícito.

 

Y mientras tanto, la vibración del erotismo empieza a elevarse y ambos sienten que se acercan más y más a un estado óptimo de excitación sexual. Gracias a un aceite con un aroma maravilloso, unos polvos comestibles con aroma apetitoso de fruta que se aplican con borla suavemente sobre la piel, se respira el erotismo más puro y apasionado.

 

Cabe pensar en mucha excitación pero que va creciendo poco a poco. Optar por estos productos es deliberado y requiere calma y buen tacto más que prisas y explosión de deseo en un solo acto. Preferible ser previsor, urdir un plan aunque parezca improvisado y dirigir el encuentro como si fuera una pequeña orquesta que ha hecho bien sus ensayos.

 

De nada sirve tenerlos si no encontramos la manera de aplicarlos. Por eso tanto hombres como mujeres deberíamos valorar más estos detalles sensuales que regalan tanto placer y abren la puerta a memorables éxitos en la intimidad.

 

Ceremonias eróticas que se acompañan con tu música favorita, tus velas aromáticas o tu incienso más sensual, nos acompañan en veladas a lo largo de la vida. Hagamos de ellas un ritual inolvidable.

 

Escrito por vibrafaccion