Recordando las técnicas de masturbación femenina. El placer del juguete.

masturbación femenina Curiosidades

Es algo natural e instintivo tanto en la mujer como en el hombre aprender a masturbarse y reconocer el propio placer haciendo uso de las manos y de los juguetes eróticos. Por eso la mujer va consolidando su experiencia masturbándose y su pareja masculina aprende asimismo cómo estimular mejor el placer de su pareja, haciéndole disfrutar al máximo y consiguiendo un orgasmo sólo con la masturbación.

 

La estructura vaginal se puede considerar como un todo compuesto por la parte externa e interna del órgano genital femenino. Por eso, cuando hablamos de orgasmo vaginal, de clítoris o de punto G, lo hacemos en función de cómo se haya estimulado una zona más que otra o también porque la mujer posee una sensibilidad acusada en una zona más que en otra. Incluso puede estar más motivada en lograr orgasmos de punto G que de clítoris o viceversa.

 

No hay reglas determinadas para desarrollar pero sí entendemos como eficaz que tocarse es la base de la masturbación. Y uno de los tocamientos más claros es recorrer los labios mayores, los labios menores y acariciar el clítoris. Por ende, masturbar el clítoris es algo que muchas mujeres reconocen como placentero pero otras no tanto. Por algo es un punto estratégico sexual y erótico muy pequeño y repleto de terminaciones nerviosas que, de no ser convenientemente estimulado, puede conseguir el efecto contrario al perseguido, que moleste.

 

Es la propia mujer la que va a seguir comprobando qué es lo que le produce mayor aumento del placer y por eso recurre a los juguetes eróticos más adecuados como son los consoladores, vibradores y bolas chinas. Con cualquiera de estas categorías –y luego sus modelos concretos-, la mujer evalúa si merece la pena la exploración vaginal y los efectos satisfactorios que le produce, sin duda positivos.

 

Sirve igual para la masturbación femenina realizada por su pareja, ya que ésta debe aprender mediante su colaboración atenta, qué es lo que más le estimula a su chica y cómo mejorar su aportación para que ella consiga el clímax, por ejemplo.

 

La exploración vaginal con los dedos o con un dildo de punto G es uno de los métodos que muchas mujeres prefieren para conseguir su orgasmo por encima de la masturbación de clítoris. Un orgasmo intenso de toda la estructura genital femenina se consigue con una masturbación muy sabia que puede experimentarse sola o en compañía, pero se da afortunadamente.

 

Escrito por vibrafaccion