Eros llama a tu puerta. Afrodisiacos eróticos de hoy

afrodisiacos eróticos

Pues eso, que no hace falta emborracharse ni comer ingentes cantidades de pasteles de canela y nueces del Brasil para sentir una llamarada de ardor sexual corriendo por tus venas.

Ahora hasta puedes conseguir los efluvios en aumento de tu libido pidiendo guerra, mascando chicle si te los compras para tal fin. Estamos hablando de los afrodisíacos de nueva generación que actúan tanto por fuera como por dentro.

O lo que es igual a una interesante a la par que variada lista de productos encaminados a que tu libido salga de la madriguera en la que nunca debió entrar por las razones que fueran.

Esos largos meses de abstinencia sexual obligada debido a una separación o divorcio, la convalecencia de una enfermedad o un postparto en la mujer cuya libido destruyó sin que la voluntad tuviera culpa alguna, son ejemplos bastante conocidos en los que a veces se necesita un renacer del deseo sexual.

Y es que resulta fácil devolver la pasión y el deseo a personas jóvenes que pasan por baches puntuales. Pero si el tiempo pasa y la situación se prolonga demasiado como para alejarse preocupantemente de la pareja, hay remedios tan eficaces y agradecidos de utilizar, que una vez conocidos, ya nunca se olvidarán.

Son productos adaptables a la ocasión y que combinados entre sí, también consiguen reavivar el rescoldo del erotismo y la pasión.

Hay bebidas energéticas que ofrecen el impulso suficiente para sentirse pletórico al afrontar un encuentro planeado o espontáneo con la pareja. Como también podemos usar unas gotas de diluibles en la bebida si queremos ser más discretos o reducir la ingesta de líquido.

Pero si el hombre prefiere incrementar su tasa de libido gradualmente y conseguir además mayor potencia sexual, quizá prefiera las cápsulas en dosis diarias.

Otro elemento que influye determinantemente en la agitación sensual de ambos sexos es el perfume de feromonas. El poder que ejerce sobre la parte del cerebro que detecta el placer es infalible.

Las cremas, los aceites y hasta el incienso, especialmente diseñados para servir al estímulo erótico humano, levantan el letargo al que pudiéramos estar sometidos sin razones aparentes. Cremas femeninas y masculinas con el poder de los afrodisíacos eróticos que agradan primero al tacto y aumentan la satisfacción después. Ya no hay excusas para ignorar una y otra vez un orgasmo femenino que no se alcanza. Estas cremas van destinadas a conseguirlo y evitar ciertos traumas puntuales en la mente femenina que, de llegar a repetirse una y otra vez, preocupan mucho y mal.

Escrito por vibrafaccion