Las balas Vibradoras, máximo placer en pequeño tamaño

balas vibradoras para maximo placer

No nos cansamos de repetir lo mucho que pueden hacer las balas vibradoras por la satisfacción sexual de las féminas e ideal para integrar en juegos de pareja, pues aparte de ser un gran estimulador sexual, por su pequeño tamaño es muy reconfortante su uso para masajes eróticos.

Son uno de los juguetes eróticos mejor pensados de los últimos tiempos a pesar de su aparente discreción y simplismo. Pero no, cualquier pensamiento que les haga parecer insignificantes, es un puro error.

Las mujeres en general suelen ser meticulosas y pudorosas. Pero cuando descubren algo que les hace sentir bien, y no estoy pensando en zapatos o bolsos, no dudan en hacerlo suyo. Exactamente igual que a un novio.

Lo que pasa es que en este caso, de novios, nada. Las balas vibradoras pertenecen a un universo femenino en solitario porque para eso son de tamaño reducido, las puedes confundir en el bolso con una barra de labios por lo que nadie sospecha, y te las puedes llevar de viaje por la misma razón.

Es verdad que están siendo muy publicitadas para las más jóvenes. Y es que son lo más parecido a un juguete inofensivo que no “puede llegar tan lejos como un consolador” y por eso es apto para uso iniciático o principiante. De ahí que las chicas jóvenes se pidan su primer sex toy encarnado con las balas vibradoras que podemos encontrar en diferentes colores rosa, naranja, verde, amarilla o morada. Como si fuese un monedero, un estuche para tampones o un pastillero. Una especie de gadget con muchas habilidades, por cierto.

Cuántas Lolitas despiertas y espabiladas estarían deseando tener una colección completa y ensayar su libido al margen de todo contacto masculino!

Pero no es cuestión solo de jóvenes ávidas de conocer el mundo erótico y sus misterios para descubrir. Las balas vibradoras son un capricho capaz de crear adicción erótica porque se adaptan como un guante y generan una caricia vibratoria para cada sensibilidad.

¿Es posible usarlas fuera del entorno más íntimo? Si por ello nos referimos al dormitorio o al cuarto de baño, podremos decir que si, sería el mismísimo caso que se da con las bolas chinas. Porque más de una llegó a pensar que las bolas chinas son un accesorio terapéutico que debe llevarse dentro de la vagina de manera permanente, como si fuese una escayola o un apósito en un brazo hasta que la dolencia remita. ¿Qué tierno, no? Pues va a ser que alguna lo hizo, al igual que con la bala vibradora pero se le agotaron las pilas de control remoto.

Y es que la cosa da para eso y más. Estamos seguros de ello y de que la audacia femenina y la capacidad erótica de muchas son insospechada y sin límites.

Escrito por vibrafaccion