Consejos y posturas recomendables para practicar sexo anal

Posturas Sexuales

Existen aún muchos tabú sobre el sexo anal, y muchas personas les ofrece dudas practicarlos e incluso tienen un mal concepto de esta práctica, como si solo fuera destinado a las parejas de homosexuales, pero poco a poco muchas parejas heterosexuales están conociendo los placeres que aporta la estimulación anal.

El sexo anal suele ofrecer mucha curiosidad y es una experiencia que en parejas heterosexuales a casi todos los hombres les gustaría realizar con su pareja, aunque por falta de comunicación o algunas reticencias por parte de la mujer existe algo de rechazo a practicarlo.

En este artículo vamos a ofrecer algunos consejos y exponer posturas sexuales recomendables para realizar sexo anal, para que a todas las parejas que se estén iniciando o les preste curiosidad tengan una mayor información y dejen atrás los tabú negativos hacia la estimulación anal.

Algunos consejos:

Punto 1: Los primordial como siempre comentamos en el blog a la hora de experimentar una nueva experiencia sexual junto a la pareja es una buena comunicación, y ambos miembros de la pareja estén decididos.

Punto 2: El sexo anal en ocasiones se vincula con dolor, pero eso es algo que debemos poner los medios necesarios para que no se dé el caso. Para ello es importante los juegos previos, si vamos a realizar sexo anal por primera vez, tenemos que estar relajados y para ello que mejor que tomarse su tiempo con masajes eróticos o juegos sexuales para preparar el terreno. Tampoco se tiene que fijar un día en el calendario para realizar dicha práctica por primera vez, si vemos que los nervios o las dudas están presentes, simplemente dejarlo para otro día.

Punto 3: Realizar una estimulación anal antes de la penetración, y utilizar para ello un lubricante anal e incluso es recomendable complementar con un spray relajante anal. El ano no se lubrica naturalmente, y tenemos que realizar una concienzuda lubricación utilizando productos creados para ofrecer el mayor placer sexual durante la penetración anal.

Para la estimulación previa podemos utilizar los dedos o un plug erótico de pequeño tamaño para ir dilatando poco a poco el ano con la debida paciencia.

Punto 4: En el momento que se sintáis preparados ha llegado el momento de la penetración anal, donde se realizara una penetración con mucha suavidad y muy despacio prestando atención a las indicaciones de la pareja, si existe dolor retrocedemos e intentamos al poco seguir con la penetración. Aunque nos tengamos que tomar nuestro tiempo o incluso que el primer día que se intente no llegar a la penetración completa y tener que dejarla para siguientes días, es muy importante de no forzar la situación y nunca realizar sexo anal si se siente dolor más que placer.

Posturas recomendables para realizar sexo anal:

Postura 1: El Tornillo:

Es una postura muy recomendable para empezar en la práctica anal, pues la persona que recibirá la penetración está en una postura cómoda que le ayudara a relajarse y la persona que realiza la penetración podrá controlar la suavidad y el ritmo de penetración fácilmente.

 

Postura 2: El misionero anal o la profunda:

Es una postura más recomendable para las parejas que hayan realizado esta práctica en alguna otra ocasión, se consigue una penetración profunda y muy placentera.

 

Postura 3: El molde:

Una postura muy sensual, erótica y cómoda al mismo tiempo, siendo otra de las opciones preferibles en los inicios del sexo anal.

Escrito por vibrafaccion